Imprimir

La llegada masiva de turistas dispara el ´top manta´ en el centro de Palma

José Noguera / Diario de Mallorca | 05 de Enero de 2013

Dos vendedores ambulantes exhiben sus productos en una de las aceras de la calle Antoni Maura de Palma. Miquel Massutí
Las patronales de comercio reclaman a Cort que también sancione a los clientes que compran

La llegada de turistas ha disparado la venta ilegal de productos, mayoritariamente de imitación y falsificación, provocando así la disminución de las ventas de los comercios del centro de Ciutat. Las patronales de comercio, Pimeco y Afedeco, reclaman que el Ayuntamiento sancione a los vendedores ambulantes y a los ciudadanos que compren este tipo de artículos para erradicar la venta desleal. Las calles de Sant Miquel y Antoni Maura; las plazas Major y Joan Carles I; Dalt Murada y la Platja de Palma son los puntos donde se registran mayor presencia de top manta.

El presidente de Pimeco, Bernat Coll, considera que "este tipo de ventas desleales ha provocado que los comercios vean reducidas sus ventas debido a que los vendedores ambulantes se instalan enfrente de los comercios impidiendo así el acceso a los clientes".

Sanción para los clientes
"La presencia de los top manta está generando inseguridad tanto a los clientes como a los comerciantes de la zona. Consideramos que no es la imagen más acertada para Palma", criticó Coll refiriéndose a algunos incidentes que se han producido entre la policia y los comerciantes ambulantes. Desde la patronal de Pimeco han instado al Consistorio que en la normativa municipal se introduzca la medida de sancionar tanto a vendedores y a clientes del mercado de venta de productos ilegales. Además, otra de las propuestas sería llevar a cabo un campaña informativa para que la gente compre en los comercios tradicionales y no sea engañada por comprar "productos de baja calidad y de imitación".

Un país tercermundista
Según Pimeco, últimamente se ha reducido el número de vendedores ambulantes debido al refuerzo de policías que patrullan por la ciudad. Sin embargo, los fin de semanas y cuando hay mayores aglomeraciones de personas aprovechan para vender sus productos. Incluso algunos días se han llegado a acumular hasta 72 vendedores ambulantes alrededor de la Plaza Major.

El vicepresidente de Afedeco, Pedro Mesquida, manifesta su malestar porque de cada vez hay más comerciantes ilegales en el centro. "Los comerciantes están indignados porque cuando hay top manta nadie mira los escaparates ni tampoco entran en las tiendas", explicó Mesquida, que añadió que se está dando una "imagen de país tercermundista".

La patronal denuncia que los vendedores ambulantes "se están volviendo muy agresivos porque insultan y amenazan a los empresarios únicamente por pedirles que no se instalen justo en frente de sus tiendas". Se trata de grupos muy organizados que forman parte de una mafia, en palabras de Mesquida. Por el momento, Afedeco ha mantenido reuniones con el acalde, Mateu Isern, y la regidora de Comercio, Esperanza Crespí, quienes "mostraron su voluntad de aplicar medidas para atajar el problema. El vicepresidente mostró su preocupación ante esta situación: "Si la cosa sigue así, a los comerciantes les espera un invierno muy duro".

Los empresarios reclaman mayor presencia policial y reivindican que lo único que quieren es que no vendan los artículos delante de sus escaparates. Además, denuncian que da una "imagen nefasta" para el turismo. "Es una un auténtico desastre como está el centro de Palma. No nos respetan, quieren conseguir dinero y se ríen de nuestro funcionamiento", criticó Gori Ferrer, propietario de la Cafetería Toronto, ubicada en Sant Miquel. 

Ferrer afirmó estar cansado de que se le coloquen casi 40 top manta delante de su establecimiento. "Vienen en hora punta, venden entre 10 y 15 bolsos. Y todo esto sin pagar impuestos ni alquileres", señaló el dueño, quien explicó que aprovechan los momentos que hay a menos presencia policial para instalar sus paradas. Además, añadió que la policía debería ser "más contundente" con esta venta ilegal.

Una estampa desagradable
"Si quieren vender que lo hagan en otro momento sin hacernos competencia", manifestó el responsable de la tienda de moda Filato, Juan Espinosa, que destacó que las autoridades tendrían que poner remedio a esta situación. Según los trabajadores de la zona, los hay quienes afirma que dinamizan las vías públicas mientras otras apuntan que desprestigian las calles de Ciutat. Además, los dependientes de las tiendas comentaron que no les afecta la presencia de los vendedores ambulantes porque el tipo de género es muy diferente, en cambio otros lo catalogaron de "competencia desleal" por vender los mismos productos a precios reducidos. "Entiendo que se tengan que ganar la vida de alguna forma pero sin perjudicar a los comercios", destacó la empleado de la tienda Most & Most de la plaza Major, María Martorell.

Los residentes consideran que los elevados precios de los complementos de moda de las marcas provoca que que la gente recurra a este tipo de venta. "No voy a gastarme 4.000 euros en un bolso de Louis Vuitton cuando aquí lo venden por 20", confesó Aina Trias, compradora ocasional de los vendedores ambulantes. Pero, no todo el mundo opina igual. Hay residentes que critican que los top manta provocan una "estampa" desagradable" la ciudad.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección http://cronicaspalma.opennemas.com/articulo/turismo/la-llegada-masiva-de-turistas-dispara-el-top-manta-en-el-centro-de-palma/20130105195937000277.html

Crónicas de Palma
© 2018 Crónicas de Palma

Crónicas de Palma© 2013 |


     
Desarrollado por Openhost con:      
OpenNeMaS CMS OpenHost S.L. Opennemas CMS