23:40 h. Viernes, 15 de Diciembre de 2017

Crónicas de Palma

Las otras postales turísticas de Ciutat

La Catedral, los jardines de s´ Hort del Rei, Dalt Murada y el centenario olivo de Cort son los lugares de Palma más fotografiados por los numerosos turistas que visitan el centro

José Noguera / DM  |  20 de Enero de 2013 (22:08 h.)
Más acciones:

Las parejas inmortalizan el momento frente a las fuentes de los jardines de s´Hort del Rei.  M. Mielniezuk
Las parejas inmortalizan el momento frente a las fuentes de los jardines de s´Hort del Rei. M. Mielniezuk

En París, la Torre Eiffel; en Londres, el Big Ben; en Barcelona, la Sagrada Familia; y en Palma, la Catedral. Todas las ciudades turísticas cuentan con iconos donde diariamente miles de visitantes toman varias instantáneas. La Seu, los jardines de s´Hort del Rei, Dalt Murada y el centenario olivo de la plaza de Cort son las estampas de Ciutat más fotografiadas por los turistas.

El sol empieza a calentar y el casco antiguo acoge la llegada en masa de visitantes que desean contemplar la belleza y el esplendor de los monumentos históricos. El calor no da ni un respiro y los viandantes tratan de buscar un poco de sombra bajo los árboles del Parc de la Mar. Mientras unos pasean tranquilamente, otros en cambio optan por dejar constancia del viaje durante un alto en su trayecto. 

En el parque se producen grandes aglomeraciones que aprovechan para tomarse fotografías con la Seu y el Palau de l´Almudaina de fondo. "La Catedral es espectacular. ¡Me encanta!", comenta efusivamente Romas Vladimirovas, de Lituania.

Pero a los imponentes edificios góticos les han salido nuevos competidores. Numerosos turistas se retratan junto a las estatuas humanas del Parc de la Mar. Hasta los más pequeños corren para acercarse a sus personajes de animación favoritos. "¡Papá, papá, mira, es Shreck!", grita eufórico un niño de unos siete años.

Imágenes divertidas
No muy lejos de allí, los más pequeños esperan con ansia la aparición de los cisnes de s´Arc de sa Drassana. Poco después se deja ver uno de los dos que nadan en las tranquilas aguas del estanque artificial. Mientras los niños le dan un poco de pan, los adultos aprovechan para captar una bonita estampa del momento. 

A escasos metros está Emilie Salomón retratando a una familia de italianos con una cámara de minutero. Este tipo de fotografía fue introducida en 1841 por William Henry Fox. En su proceso se utiliza papel recubierto con yoduro de plata. Según explica Salomón, en la actualidad únicamente hay unas 15 cámaras como ésta en todo el territorio español.

S´Hort del Rei es uno de los puntos donde se disparan más flashes de cámaras. Los turistas captan imágenes en las fuentes, de estilo islámico, donde los paseantes posan de una forma divertida. Incluso algunos rodean los chorros de agua con sus brazos y otros reafirman su amor en el encanto de estos jardines.

Pero la diversión no acaba aquí. El Monument a la dona, de Joan Miró, ubicada frente al Palau March, adquiere protagonismo cuando los viandantes introducen la cabeza en el hueco central del elemento artístico. "¡Qué divertido!", exclama alegremente una italiana. Los visitantes no lo dudan ni un instante ya que inmortalizan el momento para después mostrárselo a sus familiares y amigos.

Retratarse junto al centenario olivo de la plaza de Cort se ha convertido en todo un clásico casi equiparable a las postales de la Seu o el castillo de Bellver. Son muchos quienes a diario se acercan a la céntrica plaza para contemplar el emblemático árbol o disfrutar de su sombra. La escultura Palma, de Pep Llambias, que fue instalada en el paseo Sagrera durante la celebración de la Universiada´99, tampoco pasa en absoluto desapercibida a los turistas que pasean por la zona. La obra del escultor mallorquín se ha convertido en uno de los nuevos iconos de la ciudad, donde incluso hay colas para hacerse una foto. 

Desde una cámara compacta hasta una réflex pueden ser el mejor compañero para todo turista en Palma. No importa el modelo ni qué objetivo utilice, sino dejar constancia de que han estado en la capital balear.

Más noticias en Turismo

  Un día en la playa por 40 euros

De un extremo al otro del litoral palmesano, Can Pere Antoni se convierte en la zona de baño más cara de la ciudad y en cambio Can...

  Un turismo con el presupuesto ajustado

A pesar del aluvión de visitantes que recibió ayer el casco antiguo, pequeños comerciantes de la zona de la Seu y...