23:35 h. Viernes, 15 de Diciembre de 2017

Crónicas de Palma

Una ciudad en forma

Practicar deporte al aire libre está de moda y con este objetivo los deportistas del asfalto se sirven del mobiliario urbano de los parques y jardines como soporte
José Noguera / Diario de Mallorca  |  21 de Enero de 2013 (13:13 h.)
Más acciones:

Los ciudadanos aprovechan las vías públicas para practicar deporte al aire libre. B. Ramon
Los ciudadanos aprovechan las vías públicas para practicar deporte al aire libre. B. Ramon

Cada vez son más las personas que deciden practicar deporte al aire libre. Es por esta razón que los principales parques y jardines de Palma se han convertido en un gran gimnasio. En los últimos años, numerosos ciudadanos se han sumado a la moda de mantenerse en forma con la ayuda del mobiliario urbano. Cualquier elemento de las zonas verdes como un banco, una farola, una barandilla o incluso un árbol son útiles para tonificar los músculos. O al menos así lo afirman estos expertos usuarios.

Los carriles bici, sobre todo los de Passeig Marítim , Jacint Verdaguer y el Molinar, siempre habían sido relacionados con su inseparable imagen de gente camiando, haciendo footing o paseando en bicicleta. Ahora estos espacios urbanos junto a las zonas verdes de sa Feixina, sa Riera y el parc de la Mar se han transformado en verdaderos campos de alto rendimiento.

Lo cierto es que existe la falsa creencia de que es imposible realizar un entrenamiento dinámico y completo sin ir al gimnasio. Sin embargo, se pueden realizar dominadas €un ejercicio muy duro que trata de elevar el peso del cuerpo en suspensión€, flexiones o ejercicios de tracción con la ayuda del mobiliario urbano. Lo confirma José González que compatibiliza su trabajo con su pasión por el deporte. "Tienes que buscar una eficiencia con los recursos que tienes ya sea un banco, un bordillo alto o una farola. Cualquier sitio es bueno para entrenar sólo hace falta un poco de imaginación y ganas de trabajar nuestro cuerpo", asegura.

Más que un afición
Muchos de los ciudadanos que quieren mantenerse en forma combinan su trabajo físico en el gimnasio con la actividad en la vía pública. Por ejemplo, Carlos Morales, vecino del Portixol, entrena en el Duet Sports y realiza circuitos deportivos en el paseo del Molinar con su entrenador personal. "Me aburre la monotonía de la sala de máquinas. Es por esta razón que necesito salir a la calle y respirar aire fresco", comenta.

Al margen de aquellas personas que desean mejorar su condición física, también hay quienes lo hacen por pura diversión, como "una forma de desinhibirse". A Carmelo Gual le encanta patinar por el paseo marítimo con su monopatín. Pero lo que de verdad le fascina a este joven es realizar slickline en el parc de la Mar.

Este hobby consiste en cruzar lo que ellos denominan "la cuerda floja" sin perder el equilibrio. El cable se tensa con la ayuda de los troncos de árboles a una altura inferior a un metro. "Me relaja y me ayuda a desconectar de todo lo que me rodea. En ese momento, sólo me concentro en mantenerme arriba", confiesa.

Pero el slickline no es el único entrenamiento en suspensión que se realiza en el parque. Antonio Fuster realiza a menudo un método de entrenamiento basado en la autocarga con la ayuda de un TRX, una especie de arnés con dos agarres. Este tipo de sujeción le permite trabajar la zona abdominal, los biceps, tríceps y pectoral.

Mejor al aire libre
Entrenar ya no cuesta tanto. Al menos no supone un gran esfuerzo económico. Así lo afirman diversos ciudadanos que únicamente practican deporte en la vía pública. Mientras unos se escudan en decir que los abonos de las sala de fitness "son muy elevados", otros defienden las actividades al aire libre porque lo ven como una forma más dinámica de entrenar.

De hecho, diversos gimnasios de la ciudad, conscientes de esta situación, han optado por bajar el precio de sus tarifas o en ofrecer suculentas promociones. Asimismo, otra de las medidas que están potenciando es sacar el gimnasio a la calle. Una muestra de ello sería los eventos deportivos que realiza el club Profitness de Ocimax fuera de sus instalaciones.Por ejemplo, organizan clases de yoga en la playa, cicling en plena ciudad o incluso actividades de buceo.

Cabe recordar que hace más de un década Cort decidió instalar en Palma máquinas de gimnasia urbana en diversos parques. El primero de todos en integrar estos elementos fue el parque de ses Sorts, frente al polideportivo Germans Escales. Tan sólo unos años más tarde estas instalaciones, enfocada en un principio hacia la gente mayor, se extendieron a varias zonas verdes de la ciudad.

Más noticias en Sociedad

  Preparan un flashmob en la plaza Mayor en contra la violencia de género

El Institut Balear de la Dona y la asociación mundial One Billion Rising también han organizado una manifestación para...

  Amics del Poble sahrauí de Balears busca familias solidarias

La asociación ha puesto en marcha el programa 'Vacances en Pau' que consiste en la acogida de niños saharauis por parte de...

  Es Molinar quiere plasmar su ensencia en Facebook

Un vecino y su familia han creado una página en esta red social con el fin de dar a conocer la identidad del barrio a través de...