06:23 h. Sábado, 24 de Junio de 2017

Crónicas de Palma

Alquiler de maridos y plazas de ´parking´ en letreros cargados de erratas

José Noguera  |  21 de Enero de 2013 (01:09 h.)
Más acciones:

Cuando uno camina por la calle inevitablemente mira al poste de una farola o de una señal de tráfico en los cuales es posible encontrar las propuestas más variopintas. Desde el alquiler de maridos hasta el de plazas de aparcamientos. Pero hay anuncios que ya se han convertido en todo un clásico: los carteles que buscan un compañero de piso, los que imparten clases de alguna materia o en los que se ofrece servicio de limpieza. Lo cierto es que las claves para hallar un empleo se basan, por un lado, en captar la atención del usuario y, por otro, en diferenciarse del resto. La evidencia más directa de tal estregia es este curioso reclamo en el que se afirma: "Se alquila marido". Sí, se alquila.

El problema no es que la mujer se quiera deshacer de él, sino que lo quiere es que su marido se vaya a hacer las labores del hogar en casa ajenas, para aumentar los ingresos familiares. Al margen de la situación de este matrimonio, un abogado ha lanzado un suculenta oferta para las parejas que estén pasando serias dificultades. El reclamo anuncia: " Divorcios y separaciones de mutuo acuerdo por 400 euros".

Las calles se llenan de distintos formas de anuncios. Los hay en colores chillones e impresos en distintos tamaños, grandes como un catedral o pequeñas cual hormiga. Lo importante es que llame la atención de los transeúntes. También existen carteles acabados en tiras, previamente recortadas, para dar facilidades al peatón. La variedad va con el perfil de usuario. A la hora de colgarlos, hay quienes lo hacen con un simple celo, en cambio otros usan colas. En el algunos casos, el viandante se puede fijar no por su contenido en sí, sino por sus faltas de ortografía. "Se alquila Havitación", "Soy un profezional", "Una iverción fiable" o "Bistas al mar", son los errores más sorprendentes.

El problema de esta práctica, llevada a cabo por numerosos ciudadanos,es que se está produciendo de manera abusiva. Tan solo hace falta mirar el estado del mobiliario urbano. Papeles colgando de las farolas, otros medio rotos, tiras de cinta adhesiva ennegrecidas. Esta situación está provocando el deterioro de los elementos urbanos ya que la pintura se acaba desprendiendo por el mal uso de los usuarios.

Más noticias en Sociedad

  Preparan un flashmob en la plaza Mayor en contra la violencia de género

El Institut Balear de la Dona y la asociación mundial One Billion Rising también han organizado una manifestación para...

  Amics del Poble sahrauí de Balears busca familias solidarias

La asociación ha puesto en marcha el programa 'Vacances en Pau' que consiste en la acogida de niños saharauis por parte de...

  Es Molinar quiere plasmar su ensencia en Facebook

Un vecino y su familia han creado una página en esta red social con el fin de dar a conocer la identidad del barrio a través de...