06:15 h. Domingo, 20 de Agosto de 2017

Crónicas de Palma

Las 'beneïdes' de Sant Cristòfol, en su sitio

Pese a las obras, la calle de Santa Fe de sa Calatrava podrá albergar la tradicional bendición de vehículos
José Noguera / Diario de Mallorca  |  21 de Enero de 2013 (12:05 h.)
Más acciones:

El padre Cobo rociando los coches con agua bendita. Diario de Mallorca
El padre Cobo rociando los coches con agua bendita. Diario de Mallorca

Sa Calatrava no pierde la festividad de su patrón. Ni la plaza Santa Eulàlia ni la de Sant Jeroni acogerán las tradicionales beneïdes de Sant Cristòfol. Tras mucha polémica y confusión, la bendición de vehículos se realizará a partir de las 10 horas en la calle Santa Fe, su ubicación habitual, que hasta ayer se encontraba cerrada al tráfico por obras. Como consecuencia de la reforma de la vía, las dos asociaciones vecinales de sa Calatrava han manifestado su malestar por "la falta de previsión y la escasa sensibilidad de Cort hacia esta fiesta".

Cuando el Ayuntamiento se hizo eco de la supensión de la popular celebración del patrón de los conductores, dio la orden a la empresa constructora, encargada de acometer la remodelación de la vía, de paralizar las obras durante el día de hoy y adecuar la zona más próxima a la iglesia de Santa Fe. El alcalde, Mateu Isern, que no estaba al tanto de la situación, ha pedido disculpas a todos los vecinos por los problemas ocasionados.

La mejora de los tramos de circulación de las calles San Alonso, Santa Fe y Monserrat siempre había sido una petición histórica de las dos asociaciones vecinales de la barriada. Durante el invierno, Cort y las entidades de sa Calatrava acordaron que las obras se llevarían a cabo durante este verano, según explica el regidor de distrito centro, Joan Pau Reus. Así, el pasado jueves se inició la mejora de la calle Santa Fe provocando las primeras quejas ante la cercanía de la festividad de Sant Cristòfol.

Según la asociación de vecinos, se solicitó la paralización de las obras, pero el Consistorio dijo que "no se podían detener los trabajos en esa área". La preocupación y el temor ante la imposibilidad de celebrar las beneïdes de Sant Cristòfol se propagaron como un virus por toda la barriada palmesana.

En un principio se barajaron otros enplazamientos, como la plaza de Sant Jeroni, pero finalmente se descartó, debido a su difícil acceso, según relata la asociación.

Otras alternativas

Por otro lado, el rector de Santa Eulàlia propuso organizar la bendición de los coches y taxis en la misma plaza de la parroquia. Una alternativa que no fue bien acogida por los vecinos, que insistían en celebrar las beneïdes en su barrio como marca la tradición.

"Es una fiesta que se celebra aquí desde hace cientos de años, sería una barbaridad cambiar su ubicación, ya que perdería su esencia", señala con enfado la presidente de la Asociación de vecinos de sa Calatrava, Montesión y Santa Clara, Teresa Sánchez.

No obstante, ambas entidades lamentan que Cort empezará las obras sin previo aviso y critican que no se retrasara su inicio al menos una semana. "¡Ha sido un fallo garrafal! ¿No podían haber esperado a que concluyeran las fiestas del barrio", arguye Sánchez.

Mientras que los vecinos creen que la causa del conflicto ha sido la falta de comunicación con el Consistorio, el concejal del distrito centro afirma que ha hecho todo lo posible para que la celebración se pudiese llevar a cabo. "Desde el Ayuntamiento se han dado facilidades y opciones para que se celebrasen las fiestas", asegura el edil.

Afortunadamente, después de la tormenta viene la calma. Pese a las obras y tras varias jornadas de nervios, preocupación y mucha indignación vecinal, finalmente el barrio de sa Calatrava no perderá la esencia de la popular festividad de Sant Cristòfol.

Más noticias en Fiestas Populares

  Pregón reivindicativo en La Real

El nuevo rector, Biel Seguí, afirma que la lengua de Ramon Llull está en peligro "porque vive uno de los momentos más duros...

  La Mare de Déu Dormida, una fe que renace en Palma

La ciudad celebra hoy la festividad de la Asunción y un total de trece templos exponen la imagen de la Virgen yacente