06:15 h. Domingo, 20 de Agosto de 2017

Crónicas de Palma

FESTES DE SANT BERNAT

La romería de la Real vuelve a su origen

Un total de doce carros y carretillas tirados por burros y mulas participaron en la popular peregrinación de Sant Bernat
José Noguera / Diario de Mallorca  |  20 de Enero de 2013 (15:32 h.)
Más acciones:

Una docena de carros participaron en la peregrinación de Sant Bernat.  Miquel Massutí
Una docena de carros participaron en la peregrinación de Sant Bernat. Miquel Massutí

Al son de los xeremiers y tamborers llegaban los primeros carros y carretillas típicas mallorquinas tiradas por mulas, asnos y caballos, provenientes de Establiments, Son Espanyol, Esporles y Valldemossa. Hasta un total de doce carros alegremente decorados con frutas, albahaca y hortalizas participaron ayer en la popular romería de Sant Bernat. 

Los romeros efectuaron su entrada al monesterio pasadas las seis de la tarde. Mientras tanto, más de un centenar de asistentes aguardan con ansia la llegada de los peregrinos en la plaza de la parroquia. Apenas corría el aire y los flecos blancos que adornaban el recinto estaban prácticamente inmóviles. 
El calor era insoportable. Sin embargo, hubo alguna que otra mujer que trataba de sobrellevar mejor la altas temperaturas con la ayuda de su abanico. Otros en cambio, optaban por refrescarse con el agua de la fuente del claustro.

Una vez que todos los carros tomaron la plaza, los feligreses pudieron disfrutar de un helado de almendra. Al mismo tiempo un jurado popular estaba decidiendo cuáles eran los tres carros mejor decorados. 

Los romeros estaban alegres por haber llegado sanos y salvos a Sant Bernat. "Ya hace un par de años que venimos. Hay que hacer un poco de ambiente a las fiestas", afirmó Llorenç Llinàs, quien llegó con su carro desde Establiments. 

"Hemos tardado 30 minutos desde Son Espanyol hasta aquí", destacó Jordi Cañellas, que añadió que para preparar a las bestias se necesitan más de 40 minutos porque se tienen que cepillar, limpiar y poner los arneses. Tan sólo a un metros de los otros dos carros estaba Carme Cruell, proveniente de s´Esglaieta, quien mostró su satisfacción por el aumento de feligreses en la peregrinación.

Cuando la decisión estuvo tomada, algunas de las autoridades de Cort y del Consell de Mallorca hicieron entrega de los premios a los galardonados.
Después de la entrega, poco a poco los carros y carretillas fueron abandonando el recinto, mientras algunas niñas vestidas de payesitas se despedían hasta el próximo año. En cambio, algunos niños más mayores lanzaban con fuerza caramelos a los allí presentes. El rector del monasterio de la Real, Miquel Mascaró, comentó que de cada año la fiesta es más tradicional. "Hemos recuperado el origen de la romería y el espíritu de nuestros abuelos, que llegaban a Sant Bernat con el deseo de honrar al santo y beber agua del claustro", señaló Mascaró.

Después de la romería se inauguró la exposición de artesanía. Y justo después, se ofició la misa donde se bendijo la albahaca para todos los peregrinos que se acercaron al templo para rendir culto al santo.

Más noticias en Fiestas Populares

  Pregón reivindicativo en La Real

El nuevo rector, Biel Seguí, afirma que la lengua de Ramon Llull está en peligro "porque vive uno de los momentos más duros...

  La Mare de Déu Dormida, una fe que renace en Palma

La ciudad celebra hoy la festividad de la Asunción y un total de trece templos exponen la imagen de la Virgen yacente

  Las beneïdes de Sant Cristòfol, en su sitio

Pese a las obras, la calle de Santa Fe de sa Calatrava podrá albergar la tradicional bendición de vehículos