02:34 h. Domingo, 24 de Septiembre de 2017

Crónicas de Palma

El pequeño comercio sale a la calle

Los negocios instalan paradas en las plazas Major y Porta Pintada con el fin de acercarse a los turistas que visitan Palma

José Noguera / Diario de Mallorca  |  21 de Enero de 2013 (12:20 h.)
Más acciones:

Los viandantes se detienen para mirar los productos de las paradas.  Manu Mielniezuk
Los viandantes se detienen para mirar los productos de las paradas. Manu Mielniezuk

Camisetas, vestidos, gafas, pulseras o alpargatas. Son solo algunos de los productos que vende el pequeño comercio de Ciutat en los puestos de venta instalados en la plazas Major y Porta Pintada, como parte de la campaña El comerç surt al carrer. La iniciativa surgió bajo la petición de las asociaciones de comercio de Sindicat, 31 de diciembre y Galerías Plaza Mayor, integradas en la patronal de Pimeco.

Desde el pasado 27 junio, diversos comerciantes se han sumado a esta propuesta con el fin de ubicar sus establecimientos en “puntos estratégicos” de la ciudad todos los jueves y domingos. La patronal de comercio explica que la intención es aprovechar la llegada de turistas de cruceros. De este modo, los pequeños negocios “tienen la oportunidad” de aumentar sus ventas.

La iniciativa, que se extenderá hasta el 30 de septiembre, fue presentada a Pimeco por las tres entidades comerciales implicadas. La patronal fue la responsable de transmitir la solicitud y tramitar los permisos pertinentes a Cort. Cabe señalar que todas las tiendas podían adherirse a la campaña, indistintamente de su ubicación.

Una parte del sector aplaude la incitativa ya que la considera como una forma de “acercarse al turismo” que visita Ciutat. Pero también hay voces discordantes que creen que este tipo de propuestas “no son de gran utilidad”.
Al margen de la opinión dividida del sector, los vendedores consultados defienden la medida. “Hay días mejores y peores. En cualquier caso, creo que en general sí vale la pena estar aquí”, confiesa Flor García, dependienta de un tienda situada en la calle 31 de diciembre que también se ha unido a la propuesta.

En esta misma línea, se expresa Mercedes Castellón, trabajadora de una tienda de moda de la zona del balneario 1 de la Platja de Palma. “Si no compensase estar en la plaza España, probablemente mi jefe no me enviaría a pasar calor”, bromea. No muy lejos de ambas jovenes está Etel Ruiz que vende diversos productos artesanales como alpargatas, albarcas menorquinas o payesitas de trapo, entre otros. Comenta que el tipo de clientes que tiene son locales y, sobre todo, turismo nacional.

“No es un mercadillo”

Parte de los compradores tratan de adquirir los productos a menor precio, mediante la técnica del regateo, según el testimonio de las vendedoras. “¡Esto no es un mercadillo!”, exclaman.

No es la primera vez que la patronal Pimeco apuesta por este tipo de propuestas. Desde hace varios veranos da apoyo a esta campaña que tiene por finalidad acercar el pequeño comercio a todos los ciudadanos y turistas que visitan el centro de Ciutat.

Más noticias en Comercio y Restauración

  La llegada de firmas de lujo dispara los precios del Born

Las rentas de los locales se sitúan entre cincuenta y ciento sesenta euros el metro cuadrado

  La fiebre de los cubos de cerveza llega a Palma

La cadena de restauración La Sureña abrirá su primer establecimiento en la plaza España donde ofrecerá cinco...

  El Born se hace de oro

El céntrico paseo se ha convertido en la vía comercial más rentable y cara de Ciutat cuyos precios oscilan entre 50 y...