23:37 h. Viernes, 15 de Diciembre de 2017

Crónicas de Palma

Alimentos orgánicos, del huerto a Ciutat

La céntrica plaza de los patines acoge todos los martes y sábados no festivos el único mercado ecológico de la ciudad
José Noguera / Diario de Mallorca  |  21 de Enero de 2013 (11:58 h.)
Más acciones:

Los consumidores reclaman productos de calidad.  Diario de Mallorca
Los consumidores reclaman productos de calidad. Diario de Mallorca

Productos frescos y traídos directamente desde el campo a la ciudad. Embutidos, frutas, quesos, verduras u hortalizas de una huerta sin química. Un surtido variopinto de alimentos que se pueden adquirir en el único mercado ecológico de Palma, ubicado en la plaza del Bisbe Berenguer Palou, más conocida como la plaza de los patines, que se celebra todos los martes y sábados no festivos. Una decena de puestos, llegados de distintos puntos de la isla, ofrecen artículos gastronómicos de Balears de calidad.

El mercado ecológico es una alternativa de compra alejada de los clásicos circuitos de las grandes superficies. Los payeses comentan que la finalidad del mercadillo es ofrecer productos locales y de temporada a un precio justo, tanto para las personas que las producen como para los consumidores. De hecho, los compradores creen que los precios no son muy elevados. "La mayoría de los productos cuestan lo mismo que el cualquier otro mercado e incluso hay algunos que son más baratos", afirma Antònia Martorell, vecina de la zona. Xisca Reus, en compañía de su hija Cati, opina que los productos tienen una buena relación calidad precio.

Susana Ramírez es la propietaria de Sa Casa Pagesa, donde se venden verduras, hortalizas y frutas cultivadas en el barrio de Son Sardina. "Vendemos los productos de nuestro huerto directamente al consumidor, sin ningún tipo de intermediario", señala la agricultora, quien resalta que, de este modo, el producto no se encarece. A escasos metros, Pep Lluís, un payés de Valldemossa, cultivan unos tomates bastante dulces, con una textura muy suave, que son muy demandados por sus clientes. El agricultor cuenta que el mercado fue una incitativa de los consumidores que deseaban disponer de una amplía gama de productos orgánicos.

Compradores fijos
El mercado ya tiene su clientela fija. "Los usuarios que tenemos vienen a comprar aquí e incluso los vecinos se interesan por nuestros productos, aunque también hay clientes que compran porque les viene de paso", señala.

Mientras el sol sigue abrasando sin compasión, una señora compra tomates, cebollas y pimiento verde para hacer trampó. "Estos alimentos junto a la sandía y el melón son los productos más vendidos durante el verano", comenta David Fernández, vendedor de Es Molí Nou. Este joven manchego, además de vender verduras y hortalizas, ofrece un exquisito aceite, similar al andaluz, muy demandado por sus clientes, traído de un pueblo de Albacete.

Frente a él está Pep Cirer que vende productos de Sa Pobla. Explica que el 80 por ciento de los alimentos son locales y de temporada. "También vendemos productos que no se cultivan aquí, como la pera, la manzana, el kiwi o el plátano", detalla.

El mercado ecológico de Palma nació en setiembre de 2010 de la mano de l´Associació Lligams, junto con la entidad Varietats Locals y APAEMA (Associació de la Producció Agrària Ecològica de Mallorca). Todos los alimentos que se venden, como frutas, quesos, legumbres, verduras o sobrasadas, cuentan con la acreditación del Consejo Balear de Protección Agraria del Govern.

Más noticias en Comercio y Restauración

  La llegada de firmas de lujo dispara los precios del Born

Las rentas de los locales se sitúan entre cincuenta y ciento sesenta euros el metro cuadrado

  La fiebre de los cubos de cerveza llega a Palma

La cadena de restauración La Sureña abrirá su primer establecimiento en la plaza España donde ofrecerá cinco...

  El Born se hace de oro

El céntrico paseo se ha convertido en la vía comercial más rentable y cara de Ciutat cuyos precios oscilan entre 50 y...